1_FUTUR.png

SPONSOR PRINCIPAL

PATROCINADORES

Y EL TROYANO ESPARCIÓ EL VIRUS DE LA FIESTA POR TODAS PARTES DE LA CIUDAD

El pasado sábado el ejército de operarios del "Epeu" del Grupo Creativo Ítaca, Manolo García, procedió al traslado desde la ciudad del artista fallero de las diversas piezas del ingenio de madera que horas más tarde acapararía la atención de toda la ciudad.

Desde buena mañana, el Puente de las Artes, se convirtió el enclave donde se ensamblan, pieza a pieza, las diversas partes de madera que constituyen el Caballo de Troya 3.0, el indomable y totémico coronamiento de una falla que se convertirá no menos mítica.

Con la estrategia de ataque preparada y llegado el día D, sólo hubo esperar que llegara la hora H. Y así, hacia las 19.30 h, aquel tranquilo campo de batalla, frecuentado hasta el momento sólo por curiosos, comenzó a transformarse en público punto de encuentro.

Al atardecer los hoplitas, las sacerdotisas, el jefe de la tropa y los representantes de Na Jordana, tras efectuar las correspondientes libaciones y ofrendas a los dioses olímpicos en la sede social de la comisión fallera, acudieron al campamento del otro lado de la muralla para librar la correspondiente misión de combate.

En la retaguardia del presidente y las falleras mayores de Na Jordana que, como jinete y amazonas de las hordas jordanívoles, constituían la parte central del desfile, un plantel de combativos Volkswagen Polo (empresa que cubrió la esponsorización de la contienda) , escoltaba a los aguerridos festeros.

Y al final, el Caballo de Troya 3.0, solemne, estéticamente impecable, como un regalo de los dioses era arrastrado por falleros y algunos de los componentes del Grupo Creativo Ítaca, a ritmo marcial de batukada.

Tan solemne desfile fue contemplado por miles y miles de ciudadanos predispuestos a no perderse esa mediática cita histórica.

Junto a las 20.00 y, según las previsiones, tal festival de ingenio, hizo su llegada a la plaza del Portal Nou. Épicos versos cantados por el presidente de Na Jordana que ejerció como rapsoda, oropeles de mil colores y las notas del "Viatge a Ítaca" contribuyeron a hacer de aquel prolegómeno un hecho histórico.

Na Jordana arrasó en la batalla inicial de la Fiesta. Es ahora, sin embargo, cuando la aventura le espera.

{oziogallery 611}

Representantes

 

Monumentos

 

Tirant de Lletra