7_AVANTGUARDA.png

NA JORDANA,  FALLA Y CULTURA, POR JESÚS HUGUET

Las fallas, evidentemente, son una de las manifestaciones de cultura popular más relevantes de nuestro país. Pocos eventos a lo largo del año concitan tanta expectativa y esfuerzo unido a un intento de expresión artística o al menos artesanal. Pero también es cierto que a menudo el alboroto de la fiesta sombrea el contenido artístico remarcando sólo la vertiente lúdica.

Na Jordana se nos manifiesta como una de las asociaciones falleras, y no falleras, que más intensamente aúnan algazara y cultura. La entidad del Barrio del Carmen de Valencia además de plantar cada año la falla más crítica (y en consecuencia más arraigada en el espíritu fallero) organiza una serie de actividades culturales que se han convertido en referente de cómo casar ilustración y ludismo. La lectura del Tirant lo Blanc, por ejemplo, o las exposiciones que en el Casal se construyen son prueba evidente.

Cada año, en vísperas de Navidad, levantan un belén como no se ven habitualmente. Este año, reciclando cientos de botellas, presentan un pesebre que podríamos definir como espectacular además de original. Las figuras además de las clásicas (nacimiento, angelitos, reyes de Oriente, ....) están completadas por decenas de pastorcillos representantes de comunidades regionales o naciones . Los pastorcillos de cada autonomía o estado están construidos sobre recipientes de bebidas típicas de cada lugar, por ejemplo los pastorcillos valencianos aprovechan las envases de horchata, agua de Valencia u otras bebidas propias y los ingleses sobre todo son construidos a partir de los cristales de ginebra

.

Pero si admirables son las figuras, todas, no menos lo es la decoración, también de botellas. El Arco iris o las columnas o los edificios (referentes a países representados) son admirables.

Como puede ser, se preguntan cuánto dinero ha costado todo esto. Sencillamente, el esfuerzo de los falleros de Na Jordana, un esfuerzo que no se cuantifica con euros pero que demuestra la vitalidad y sociabilidad de unas personas. Más de seis meses recogiendo envases, limpiándolos, repintando, creando los complementos que humanizan los cristales, diseñando, etc ..... ha sido la tarea que nos ofrece un grupo de gente que además de construir unas fallas modélicas es capaz de mostrarnos como diversión y cultura pueden, y deben, ir unidas.

Más allá de mis palabras una recomendación: vayan a ver el Belén de Na Jordana, vale la pena

.

JESÚS HUGUET

      Secretario

Consejo Valenciano de Cultura

   

{oziogallery 619}

© 2019 Falla NaJordana. Reservados todos los derechos.